Luego de las denuncias públicas por supuestos casos de contaminación en el Centro de Actividades de Montaña La Hoya, la Municipalidad de Esquel, a través de la Secretaría de Ambiente, actuó de oficio y realizó inspecciones en el lugar. Las mismas se realizaron en conjunto con el Ministerio de ambiente de la provincia del Chubut.

En este marco, se tuvieron en cuenta varios aspectos, uno de ellos relacionado a un supuesto derrame de combustible, el cual no pudo comprobarse al momento de la inspección. También se mencionaron algunos tanques de combustibles colocados en el CAM La Hoya, los cuales no estaban siendo utilizados y ya fueron retirados del lugar.

En este sentido, el secretario de ambiente de la municipalidad de Esquel, Daniel Hollmann, informó que "se verificó que todo lo que tiene que ver con los tanques de reserva de combustible están acopiados de buena manera".

"Además, se observó la zona de depósito de lubricantes y de desechos de lubricantes que son residuos peligrosos, los cuales están bien acopiados, pero igualmente se le hicieron algunas recomendaciones al concesionario para que estos sean tratados de la mejor manera", agregó el funcionario.

Por otra parte se informó que el muestreo de agua fue realizado por personal del Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable el día 11 de abril de 2022 en las nacientes del arroyo Esquel en el Centro de esquí La Hoya, por la Lic. Florencia Cimatto.

Los análisis determinaron que no hay contaminación en La Hoya

"Se hicieron análisis de agua en el cauce del arroyo “Los Bandidos”, los cuales dieron bien, se realizaron análisis físico – químicos y bacteriológicos, que dieron dentro de los parámetros normales", explicó Hollmann.

También recordó que había una cuestión que tenía que ver con una formación, que aparecía como un derrame de alguna sustancia en el costado del arroyo y por eso se tomaron muestras que fueron enviadas a la universidad y se determinó que es un alga que crece en lugares de alta montaña en lugares muy fríos.

Respecto de esto, el informe presentado por el Instituto de Investigación de Hidrobiología Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, explica que "la especie presente en el arroyo Esquel, constituyendo agregados macroscópicos de aspecto gelatinoso y color pardo dorado, es la Chrysophyta Hydrurus foetidus, una especie característica de ese tipo de ambientes, aguas corrientes, frías y con baja concentración de nutrientes. No es una especie nociva ni indicadora de contaminación".

Por otra parte, el Secretario de Ambiente municipal indicó que también se verificó si efectivamente había presencia en el sector de residuos domiciliarios arrojados en el costado del arroyo. "El concesionario nos informó que realizan limpiezas de manera periódica en el lugar", remarcó.

Por último, se hizo la inspección en la obra de la nueva confitería de La Hoya, donde se verificó el funcionamiento y la construcción del nuevo lecho nitrificante que está hecho según la normativa vigente y que cuenta con un biodigestor, también de acuerdo a la normativa.

"En general todos los resultados fueron positivos, fueron muy pocas las observaciones que se realizaron. En conclusión, hemos podido corroborar que el concesionario cumple con toda la normativa ambiental vigente, tanto municipal como provincial", concluyó Hollmann.