Judiciales Samamé | comunidades aborígenes | estafa

Conflicto de tierras: Samamé dijo que es "una estafa amparada en los derechos aborígenes"

El abogado y ex procurador fiscal Eduardo Samamé asegura que la abogada Sonia Ivanoff y Gloria Colihueque idearon una estafa amparada en las comunidades aborígenes.

Este miércoles tuvo lugar en el fuero civil de los Tribunales de Esquel una audiencia vinculada con la posesión de tierras en la laguna El Martillo entre la señora Isabel Catriman y la sociedad Serra-Samamé, que contó con la manifestación y el apoyo de representantes de comunidades aborígenes.

Cabe recordar que este conflicto tiene el antecedente en el fuero penal en donde hay imputación a familiares de Catriman por daño, amenazas agravadas por el uso de arma, privación ilegal de la libertad agravada ejercida contra Alejandro Samamé.

En este marco, el Dr. Eduardo Samamé, padre de Alejandro, uno de los compradores del predio, calificó de "estafa" el reclamo de posesión utilizado desde la Lof Catriman Colihueque y sindicó como responsables de una "construcción fraudulenta" a la hija de Catriman, Gloria Colihueque y a la abogada Sonia Ivanoff; como también negó que exista alguna acción de desalojo contra Catriman por parte de los compradores.

En contacto con Notas de Radio por FM SOL aseguró que esta vinculación del reclamo con comunidades aborígenes es una "patraña" que "fuerza y violenta la buena fe de las comunidades aborígenes que le prestan apoyo".

En durísimos términos, Samamé dijo que Gloria Colihueque "es una persona violenta y sin escrúpulos asistida por una ignorante del derecho que es Sonia Ivanoff, que miente descaradamente y que ha promovido una acción civil cuando tendría que haberla promovido ante el IAC (Instituto Autárquico de Colonización y Fomento Rural)".

"Ellos aducen los derechos de posesión de Isabel por una promesa que le hizo quien fuera el titular de los derechos, Lucio Freeman. Los testigos pueden corroborar que Isabel trabajó toda su vida aquí en Esquel, cuidando niños, hacía artesanías, personal de limpieza, y su hija Gloria, una mujer que hace 17 años es empleada municipal en Esquel" explica Samamé.

"Se vincularon al Martillo porque el hijo de Isabel fue empleado como puestero y ellas comenzaron a visitarlo. Más tarde se les permite conservar la hacienda en el lugar. Cuando Luciano Freeman con conocimiento de Isabel, y la anuencia del IAC, en el año 2020 cede, vende y transfiere sus derechos, Isabel al no llegar a un acuerdo de desocupación transforma lo que podría ser un reclamo indemnizatorio en una reivindicación aborigen" detalla.

Samamé da por probada la relación laboral en la existencia de "los permisos para movimiento de hacienda y extracción de leña que eran firmados por los Freeman, claro que los niegan porque pretenden transformar un vínculo laboral en un reclamo de tierras" aclara.

La descripción de los hechos de Eduardo Samamé:

"La historia que presenta a la señora Isabel Catrimán como una anciana desvalida, humillada, acosada, aislada, alterada en su integridad por dos empresarios sin conciencia, es una construcción fraudulenta inventada por Gloria Colihueque y la abogada Sonia Ivanoff.

Carente Gloria Colihueque de respaldo legal para consumar el despojo que intentó primero por la violencia y luego por procesos judiciales sin sustento, recurre a la sensibilidad de distintas organizaciones comprometidas con la defensa de los derechos de personas y comunidades vulnerables.

1. El primer ocupante del inmueble rural conocido como Laguna “El Martillo”, fue el señor Santiago Salazar (año 1919);

2. En el año 1959 Lucio Freeman compra los derechos que por la ocupación le fueran reconocidos a Santiago. Salazar (I.A.C. 218/59);

3. En el año 1973 el I.A.C. adjudica en venta el predio al señor Lucio Freeman y más tarde se cancela el precio;

4. En el año 2009 con anuencia del I.A.C., Lucio Freeman lega en favor de su hijo Luciano Gabriel los derechos que le otorgaban la anterior y cancelada adjudicación en venta;

5. En el año 2020 el I.A.C. otorga al señor Luciano Gabriel Freeman, la anuencia para que ceda, venda y transfiera onerosamente sus derechos sobre el predio a Martín Famulari, Sayy Fabiana Serra y Alicia Mercedes Bordas.

En el año 2003, el señor Lucio Freeman emplea al señor Hipólito Colihueque, hijo de Isabel Catrimán como puestero, permitiéndole tener algunos semovientes. Éste fallece en el año 2013 y Lucio en acuerdo con la señora Isabel Catrimán continúa, asistida por el señor Gregorio Cayulef con el cuidado del predio y el ganado. Al morir Lucio Freeman, Luciano Gabriel Freeman sigue la relación laboral en iguales términos.

Desde que Hipólito Colihueque fue empleado por Lucio Freeman, era visitado por la madre y su hermana Gloria.

La señora Isabel Catrimán junto con la familia vivió en el inmueble de su propiedad ubicado en la calle Molinari 1800 s/n de Esquel. En esta ciudad trabajó, crió a sus hijos y por la calidad de ocupante que desde 1930 tenía la familia Catrimán/Notao, en el año 2015, ratificado por Ordenanza del 2016, el municipio les otorga la superficie de 89 hectáreas en la zona denominada “Laguna La Zeta”.

Hay épocas del año en el que la zona “Laguna El Martillo” queda aislada para el tránsito de vehículos. Que por la edad y los problemas de salud que refieren, la señora Isabel Catrimán permanezca en el predio durante el período invernal en una vivienda precaria, es responsabilidad de su hija Gloria Colihueque.

Durante el resto del año las personas que la visitan, pueden dar testimonio que han podido ingresar y salir del lugar sin inconvenientes y que la comunicación con la señora Catrimán también puede efectuarse inclusive, por telefonía celular.

El expediente I.A.C.218/59 y su acumulado 39.819/19 es en el que consta la historia de la ocupación de “El Martillo”;

En los expedientes “PROVINCIA DEL CHUBUT c/SAN ROMÁN, Héctor, COLIHUEQUE, Gloria, CAYULEF, Gregorio Ernesto s/ …” (Legajo Fiscal 49369/2020 – NIC 5134/2020) y la contestación de demanda en el interdicto de retener que se tramita ante la doctora Alicia Arbilla (“CATRIMÁN, Isabel c/SAMAMÉ, Alejandro y otro s/interdicto de retener” expte 68-2020), se encuentran pericias, documentos y testimonios que demuestran la falsedad de las afirmaciones de Gloria Colihueque y la abogada Sonia Ivanoff.

Los permisos de circulación para los falsamente acusados de violar la veda del año 2020, fueron tramitados y consta su otorgamiento en la Comisaria de Esquel.

La “Lof Familia Catrimán Colihueque” fue inscripta en el Registro de Comunidades Aborígenes de la Provincia del Chubut recién el 5 de enero de 2021".-