Regionales Temporal | Cushamen |

Padre Fabián: “El mayor flagelo es el olvido del Estado”

El cura párroco de la parroquia de El Maitén armó una comitiva de asistencia a pobladores. “El gobierno está lejos de tener todo controlado, vienen para la foto”

 

El cura Fabián Cortés, que está al frente de la Parroquia de El Maitén, con jurisdicción sobre todos los parajes de Cushamen organizó una comitiva especial para llegar a lugares donde aún “no había ni huella” y mostró su indignación por la comunicación del gobierno provincial.

 

En diálogo con NOTAS DE RADIO por FM SOL explicó que la emergencia es de gran magnitud pero principalmente hay una “desidia y una desorganización” del comité de emergencia del gobierno, que “no acepta ayuda de los lugareños”.

 

“Hay gran cantidad de donaciones. Habíamos ofrecido ayuda pero pedíamos que nos acompañaran para hacer huella. No tuvimos respuesta. Somos gente conocedora de la zona y salimos igual dos equipos a sectores donde vimos que no se había llegado. En Colonia Cushamen vimos una realidad muy compleja. Hace más de ocho días que esa gente está totalmente aislada, por distintos motivos nadie la había ido a asistir” explicó.

 

 

 

Foto: Mario Nicolas Romero

 

 

 

 

La comitiva llevó fardos, agua, alimentos a los pobladores. “Ellos estaban angustiados, algunos como nerviosos, emocionados porque decían que no había llegado nadie. La realidad es muy amplia en Cushamen. En medio de la pandemia la gente no pudo acopiarse de los elementos necesarios para pasar el invierno. No había quién les lleve leña por ejemplo, no estaban preparados. Al ser comuna rural no cuenta con recursos para asumir este desastre. La misma gente manifiesta sobre el olvido” relata.

 

“Hoy necesitan salvar a sus animales y no los van a dejar. Necesitan forrajes. Son productores, algunos contaron que se les habían muerto cien ovejas, ochenta. Otros que no las encontraban. Diez días después de la gran nevada todavía había 65 metros de nieve. Y en sectores donde hay nieve volada hasta el poste del alambrado, 1,20 tiene la varilla y hay gente que dijo que estuvo peor” continuó.

 

“Quizás el mayor flagelo que uno ve es el olvido por parte del Estado. Los organismos provinciales no comunican bien las cosas. Están desorganizados. Tienen una comisión de emergencia que decide todo entre ellos pero eso no alcanza. Uno en este momento no necesita que alguien venga a sacar fotos, como el de asuntos municipales, que trajo una cámara profesional y lo único que hizo fue sacarse fotos. Se hace mediatización de todo” se quejó.

 

Cortés asegura que “esto va más allá de la nieve. El olvido es no hacer mantenimiento de caminos, no poner presupuesto para que haya asistencia sanitaria. La gente camina para ir a buscar una pastilla. Hoy uno ve que llegó el estado con todos los recursos pero los helicópteros dan vueltas y nunca pudieron bajar. Quizá lo que está faltando es una mejor organización. El Estado está ausente aún con todos los medios para resolver”.

 

El sacerdote explica que hay siete parajes a los que nunca se llegó aún. “Entre Colonia Cushamen, Mina del Indio y Reserva Napal hay 60 familias en zonas elevadas, mucha gente mayor y sola. No se sabe qué pasó con esas familias”.

 

“Mienten y juegan con la necesidad de la gente. Hacen política barata y eso duele mucho, indigna”.