Policiales

Por el mal estado de los calabozos, imputados afuera

Fue en Rawson. Hicieron una audiencia de urgencia el domingo por la madrugada

Por falta de calabozos donde dejarlos encerrados  hasta la audiencia de control de detenidos, el juez César Zaratiegui resolvió dejar en libertad a dos sujetos sospechados de daños y amenazas en la ciudad de Rawson.

La falta de calabozos obligó a una audiencia que se realizó a las 2.30 de la madrugada del domingo pasado. Las autoridades de la Comisaría de Rawson indicaron que los calabozos fueron clausurados en el año 2011.

Dos sujetos que el sábado por la noche fueron detenidos por la policía de Rawson, recuperaron horas después la libertad ante la presentación de un hábeas corpus por parte de un defensor oficial que obligó a realizar una audiencia el domingo en horas de la madrugada en la el juez de garantías de turno fundamentó su decisión en que no se pudo conseguir un calabozo donde alojarlos, hasta lo que hubiese sido la audiencia de control de detención.

Se trata de Ricardo Santa Cruz y Patricio Santa Cruz que fueron sorprendidos por la policía de Rawson mientras dañaban el frente del edificio de Mariano Moreno 737 cerca de las 20.30  del último sábado en la ciudad de Rawson. Durante las detenciones los sujetos agredieron a los policías.

Tal como corresponde, desde la Comisaría capitalina se dio aviso al funcionario de fiscalía de turno y a la defensoría oficial, a la vez que se informaba que en esa dependencia no había lugar para dejarlos detenidos hasta la audiencia de control de detenidos, por estar los calabozos clausurados. Habitualmente, ante esta circunstancia, se los derivaba a la comisaría de Playa Unión, pero el calabozo de ese lugar también fue clausurado por las precarias condiciones de habitabilidad. El plazo que el juez José García dispuso a las autoridades policiales para las reparaciones, fue de 30 días  y está próximo a cumplirse.

El sábado en horas de la noche desde la Fiscalía de Rawson y la Comisaría capitalina se intentó buscar alojamiento en otras dependencias de la zona, pero todas las comisarías estaban abarrotadas de presos. Entre las gestiones realizadas también se contactaron con autoridades de la Unidad Regional de Policía de Trelew que “con buena predisposición” ofrecieron los calabozos de la Seccional Tercera, “pero las condiciones no son acordes para acoger detenidos, ya que no poseen agua potable y existen emanaciones de gases tóxicos correspondientes al sistema cloacal”, tal como indica un informe policial que consta en la causa judicial en manos de la Fiscalía de Rawson.

Esta situación llevó a la Defensa Pública a pedir al juez de garantías de turno un inmediato hábeas corpus para que los dos detenidos recuperen la libertad.

Así desde la Oficina Judicial de Rawson se dispuso la realización de una audiencia de control de detenidos. Se inició a las 2.30 de la madrugada del día domingo. Fue presidida por el juez Zaratiegui, en representación del Ministerio Público Fiscal lo hizo la funcionaria de fiscalía Patricia Cárcamo y como defensor oficial estuvo el defensor Damián D’Antonio. En la audiencia la representante del Ministerio Público Fiscal describió el hecho en el que se encuentran involucrados los hermanos Santa Cruz. También las autoridades de la Comisaría capitalina brindaron su informe sobre el estado de los calabozos de esa dependencia y las acciones realizadas para buscar opciones de alojamiento. Al no haber lugar para los dos detenidos,  Zaratiegui debió disponer la inmediata libertad de los imputados, abrir la investigación por los hechos en los que se encuentran involucrados y disponer del plazo de seis meses para investigar el delito de daño, amenazas, atentado y resistencia a la autoridad, en los que se encuentran involucrados.

Lo ocurrido judicialmente fue informado a la Jefatura de Policía del Chubut y al Ministerio de Gobierno de la Provincia del Chubut, tal como lo dispuso el juez Zaratiegui.

Foto Diario El Chubut