Ante el reclamo del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste y su declaración en estado de alerta y asamblea permanente por el aumento de 70 mil pesos al Juez de Faltas, el Concejo Deliberante resolvió esta mañana en una sesión especial suspender la aplicación de la Ordenanza 46/19 por tiempo indeterminado. En asamblea los trabajadores municipales decidieron levantar la medida de fuerza e insistir en su derogación.

Durante el transcurso de la mañana el Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, junto al Secretario Adjunto, Jorge Luis Antipán, mantuvieron una reunión con el Intendente Sergio Ongarato y el secretario de Hacienda, Matías Taccetta, para discutir sobre este tema. "Hablamos con el intendente y nos dijo que promulgó la ordenanza porque entendía que el pedido era razonable y se podía pagar, pero ahora con el impacto que tiene, en este contexto de crisis, lo ve desproporcionado", contó Osorio.

SOEME levantó la medida pero insiste con la derogación

Asimismo sostuvo que "yo le aclaré a Ongarato que nunca dije que era ilegal porque no está prohibido pero responde a una decisión política sobre cómo utilizar los recursos y redistribuirlos de una manera más justa, y él también lo entendió así".

Osorio valoró que el Concejo Deliberante haya tomado la decisión de suspender la modificación de la ordenanza y lo consideró como "una respuesta", pero aseguró que como gremio insistirán en su derogación. "Levantamos el estado de asamblea pero en la próxima sesión vamos a pedir que se derogue porque no estamos de acuerdo con que se cambien los cálculos. Eso habilitaría al intendente, los funcionarios y los concejales a que también lo cobren y nosotros entendemos que cuando asumieron sabían cuáles iban a ser sus responsabilidades y cuánto iban a cobrar", explicó.