La familia Figueroa llegó esta mañana al hospital para ver cómo estaba su hija, que fue la última joven en ser rescatada, junto a su perro Rufino, por un amplio despliegue que duró doce horas en el Cerro Colorado.